FOTOGRAMAS DE AGUA. ENTREVISTA CON RAUL PERRONE

Traducción del español al italiano  de Leticia Ciofani y Marta Cannavacciulo Pérez. Revisión de Sebastián Artero

Ragazzi de Raúl Perrone está subdividido en dos movimientos: el primero es una visión del último día de Pier Paolo Pasolini a través de la mirada lacrimosa de su agresor, el segundo esta ambientado debajo de un puente, a lo largo de un río frecuentado por un grupo de jóvenes, fantasmas que viven en la periferia del universo. Fuman y recitan a la inversa Pasolini y Malmsten, vagan en una Córdoba espectral y sus rostros son revelados por el agua, como el de Marie en Coeur fidèle de Jean Epstein. Viven al margen, sin familia, lejos del mundo, sobrevivientes de una humanidad sumergida, cuerpos danzantes y disueltos.

 

¿Quién es Raúl Perrone?
Raul Perrone es un soñador que hace películas.

¿Qué te impulsa?
El deseo, las ganas, una foto, una frase, una mujer, una canción, una pintura.

Filmás con réflex digital. ¿Cuáles son tus motivaciones?
Desde el año 1990 filmo en video, ahora le dicen digital. Hice el primer largometraje en video del mundo, creo, La navidad de Ofelia y Galván. En 2006 comencé a filmar con una camarita de fotos hogareña. Y de ahí en más todas mis películas las hago con cámaras de fotos. Y no uso réflex, no me gusta.

La investigación sobre los jóvenes es un tema central en tus películas. ¿Qué significado tiene la adolescencia en tu cine?
La adolescencia es un estado difícil, madurar es difícil. Por lo tanto me preocupa, desde la mirada de ellos y no de los adultos.

Ragazzi ha sido presentada en el Festival de Roma; ¿cómo nace la idea de la película?
Nace como siempre de las ganas de hacer, y quería hacer esta película. Es una película en dos movimientos con algo de musical. Que es en lo que vengo trabajando. Y pensé en el gran Pasolini, y ahí vuelve la adolescencia. No quería contar la vida de PPP, si no centrarme en su último día. Pero desde la mirada del ragazzo que lo mató, y de su cómplice. Son unos ragazzi sin salida, que pasan sus días en un río.

¿Por qué la elección del blanco y negro?
El blanco y negro es más creíble.

La imagen de Ragazzi es fluctuante, los protagonistas viven a lo largo del río, el elemento del agua es de gran importancia. ¿Qué cosa representa?
En el caso de estos ragazzi, la vida, sus vidas pasan en ese río.

Con frecuencia creás superposiciones de imágenes. ¿Qué significado asumen estas capas visuales?
Corresponden a la idea que tengo de poetizar y marcar ciertos momentos de importancia en la película, es algo que me emociona.

Jean Vigo y Jean Epstein son dos nombres que retornan en tu imaginario cinematográfico. ¿Te sentís cerca de su cine?
Me siento cerca de mucha gente de esa época, Murnau, Dreyer, Kinisaga. Creo que en en los años '26 y '27 se hicieron las mejores películas de la historia. Eran adelantados.

ragazzi7.jpg

¿Qué cosa te gustaría que despierte tu película en el espectador?
Que se despierte, que viaje, se deje llevar, que lo interpele, que dialogue con la película y no piense, que eso lo haga después.

¿Qué enlace tenés con Pier Paolo Pasolini?
Haber mirado a los 17 años algunas de sus películas, que siguen siendo mis preferidas: AccatoneMamma Roma

Ragazzi se estrena en el mismo año que Pasolini de Abel Ferrara. Si bien son diferentes, ambos narran el último día de PPP. El tuyo es visto a través de la mirada de su asesino. ¿Podés hablarnos de esta elección?
Ya te lo dije, y no es más que eso, no pienso. Voy y filmo.

¿Cómo elegís a tus actores?
No me gusta la palabra actores, prefiero gente que actúa y alumnos de mi taller. Cuando los llamo es porque ya pensé en ellos. Somos un equipo de trabajo muy chico.

ragAZZI-pasolini.jpg

¿De dónde nace la idea de dividir la película en dos movimientos?
También es algo en lo que vengo trabajando. P3ND3JO5 es en 3 actos y una coda. Actos o movimientos, como en el viejo cine.

¿Cómo está considerado tu cine en la Argentina y cuál es la situación del cine independiente en tu país?
Eso lo dejo para los críticos, a mí solo me importa hacer películas. No me interesa el circo de este ambiente.

¿Será posible volverte a ver en Italia?
Si fuera por mí, ojalá estrenaran Ragazzi. Me encantaría que más gente la mire. Pero no depende mí. Pero me encantaría que hagan fuerza.

¿Cuáles son tus proyectos actuales?
Estoy trabajando en mi proyecto de películas antiautor, que comenzó con Ragazzi. Son tres películas que transcurren en Japón. Ahora ya estoy con la última, que se llama Samuray-S. Por supuesto que no fui a Japón y que la película no es con gente que actúa de japoneses. 


Si te ha gustado esta entrevista suscríbete a la newsletter Artdigiland para recibir el próximo post: http://j.mp/_newsl

Foto de Alexia Scheffenabrazo

Foto de Alexia Scheffenabrazo